PADRE PIERRE FAURE

En 1904 nace en Pessac (Gironda), Francia, el 11 de Mayo, Pierre Faure. Realiza sus estudios de enseñanza media en el Colegio de San José de Tívoli (Bordeaux), obteniendo el título de bachillerato en ciencias latinas y matemáticas. Obtiene más tarde la licenciatura en química general.

En 1921 ingresa en la compañía de Jesús y en 1926 realiza su servicio militar en Siria. Es Profesor en la Universidad de San José en Beirut (Líbano), y en el colegio de Sarlat, después de su regreso a Vals, donde pasa tres años estudiando teología y filosofía.

El 25 de Agosto de 1935 es ordenado sacerdote y en 1936, crea una Secretaría para la Educación que se convierte enseguida en el actual “Centro de Estudios Pedagógicos” (París), y colabora en tres revistas: una para padres de alumnos (Aux Parents), otra que servía de lazo de unión entre los centros de secundaria franceses y una tercera propiamente pedagógica, para el público, que se edita desde 1945, hasta hoy.

En 1940 organiza cursos y sesiones pedagógicas para la formación del profesorado. En ese momento entra en contacto con Madame Helene Lubienska de Lenval, quien colabora con él en estos cursos y trabajan durante mucho tiempo.

Fue precisamente Madame Helene Lubieska de Lenval quien lo ayudó en la puesta al día de cierto número de obras pedagógicas editadas por primera vez por ediciones Spes; trabajo bastante científico de lingüística con aplicación pedagógica para los niños, permitiéndoles el aprendizaje simultáneo de la lectura, escritura y ortografía, de forma activa y personal.
En 1945 Funda la revista “Pédagogie”, de la que es Director hasta 1972 y en 1946 organiza un grupo de maestros y maestras para abrir un colegio cerrado durante la guerra. Siempre en colaboración con Mme. Lubienska, organiza un curso de formación de 20 días. Más tarde El Centro de Estudios Pedagógicos tuvo que instalarse en una dependencia de la escuela Saunt Louis David.

A partir de esta fecha las sesiones pedagógicas se multiplican por toda Francia y el extranjero. La originalidad de estos cursos (15-20 días a un mes) fue la de haber utilizado, desde su comienzo, las clases prácticas con los niños para poder seguir su evolución y caer en la cuenta (en el plan pedagógico) de los instrumentos de trabajo necesarios para que el alumno pueda asumir PERSONALMENTE el trabajo e intercambiar el fruto del mismo con sus compañeros.

En 1949 funda una segunda escuela normal para educadores en Neuilly, asociada a la primera: “Centre de Formation Pádegogique” de Neuilly, que continua hoy en activo.

Ya en esta época tiene a su cargo la cátedra de psico-pedagogía y metodología de la Universidad Católica de París.

Para 1956 crea en la Universidad Católica de París una tercera Escuela Normal para profesores de enseñanza especializada y en 1963 es nombrado director de los cursos de formación de base para educadores, del Departamento de Pedagogía de la Universidad Católica de París.

En 1971 crea una Asociación Internacional que reagrupa a los profesionales de la enseñanza, inspirados en su pensamiento: (A.I.R.A.P.). Gracias a ésta asociación, su acción pedagógica ha podido multiplicarse a través de los miembros integrados a ella y cuyos representantes ya están en muchos países.

En el curso de 1972 se celebraron 11 sesiones: en 1973, 15 (en Francia, España, Brasil, México, Beirut, Canadá, Bogotá, Santo Domingo y Venezuela); en 1974 alrededor de 20, repartidas igualmente en los respectivos países. En todas ellas se intenta promover una pedagogía que tiene como objetivo la formación total del niño y del adolescente de hoy, en una perspectiva humanista y espiritual, personalista y comunitaria.
Muere en París el 10 de Enero de 1988.

EL COLEGIO

El uso responsable de la libertad, que se da cuando el niño se hace consciente de su libertad y de que él puede normar su actividad respecto a fines cada vez más claros y hacerse responsable de la misma. Los momentos didácticos del modelo personalizado buscan dar al niño el ambiente y las condiciones necesarias para tal fin.

La centralidad de la persona del niño como ser humano individual y único, siempre en desarrollo, abierto a la trascendencia, y capaz de ser el agente principal de dicho desarrollo a través del ejercicio adecuado de todas sus facultades humanas. La actividad escolar en su totalidad, así como los espacios educativos y el material didáctico están al servicio de esta centralidad.

La utilización del modelo educativo personalizado y comunitario hace de Tindelín – Instituto Pierre Faure de San Luis una institución educativa de características singulares. Sus ejes principales son: – La centralidad de la persona del niño como ser humano individual y único. – El uso responsable de la libertad. – El desarrollo de la persona en la comunidad.

El desarrollo de la persona en la comunidad. La integralidad del desarrollo humano únicamente es posible en el reconocimiento de la propia dignidad frente a la dignidad de los demás. La apertura hacia los demás, el respeto y la comunicación son factores indispensables para el desarrollo personal en la comunidad. El ambiente escolar en su totalidad ayuda a la comunicación espontánea y libre y a la participación.

MISION

Atender Las necesidades de crecimiento personal integral de cada uno de los alumnos, ayudándolos a actuar por si mismos, aplicando lo aprendido, respetándolos como personas únicas y como dignos hijos de Dios, creados a Su Imagen y Semejanza. Fortaleciendo su interioridad en la libertad, creatividad y sociabilidad; mediante la vivencia de los valores de respeto, confianza, honestidad y calidad en el trabajo cotidiano, que se refleje en un estilo de vida.

VISION

“Somos un equipo de trabajo que fundamenta su quehacer educativo en los principios de la Educación Personalizada y Comunitaria, colaborando con los padres de familia, para que sean las niñas y los niños mismos, quienes, como hijos de Dios, descubran el conocimiento, desarrollando autenticidad en su persona, seguridad interior, alegría e interés por lo que hacen, en beneficio propio y de los demás”